Pintar no es la solución

Seguro que alguna vez habéis visto por vuestro pueblo o ciudad imagenes similares a estas. forjados

Pero ¿por qué ocurre? ¿qué hace que se desprendan trozos de nuestras fachadas, balcones, aleros?

Estos casos suelen darse cuando por entrada de agua el hierro de la estructura se ha oxidado. Al oxidarse se expande y empuja todo lo que tiene a su alrededor. Es un efecto muy habitual también en antiguos balcones de forja.

¿que ocurre si simplemente lo volvemos a tapar y lo pintamos? Pues lo mismo que ocurre con todos los elementos oxidados que simplemente pintamos. Que simplemente hemos tapado a la vista durante un tiempo el problema. Igual que le ha pasado al lavado de cara express que hicimos a esta bici, al de un año el oxido ya ha vuelto.
evolución bici

Para solucionar el problema, primero es evitar la entrada de agua, si sigue filtrandose agua la estructura seguirá oxidandose por lo que antes o después volverá a surgir el problema. Una vez la entrada de agua ha sido controlada habrá que pasivar el hierro y entonces sí cubrirlo.

En el caso de las barandillas de balcones, habrá que cortarlos, sacar el elemento empotrado tanto en los suelos como en las fachadas (ya que si siguen dentro seguirán causando problemas) y cambiar el sistema de sujeción de estos elementos mediante pletinas y elementos inoxidables.

Algo que parece tan lógico no siempre ocurre, a veces por ignorancia simplemente se tapa y claro el problema resurge al de poco tiempo. Las cosas o se hacen bien o no sirven.

Queremos aprovechar esta entrada para contaros que ya tenemos cuenta en instagram @3t2darquitectura y pronto muy pronto queremos hacer un pequeño juego que necesitamos que participéis. ¡La idea es que todos nos divertamos!. Estamos en ello, pero esperamos que os guste y difundáis la voz.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *